Translate

miércoles, 19 de agosto de 2015

Puertas

Si las puertas de la percepción se depurasen,
todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito.
Pues el hombre se ha encerrado en sí mismo hasta ver
todas las cosas a través de las estrechas rendijas de su caverna.
William Blake
Las bodas del cielo y el infierno (1793)

Es muy común escuchar que cuando se cierra una puerta en otro sitio se abre una ventana… el tema de la puerta como objeto de diseño es uno recurrente a la hora de definir los espacios y su manera de funcionar, le imprimen carácter a los espacios y a pesar de ser un objeto bastante anónimo, juega un papel importantísimo a la hora de que un espacio funcione bien o sea un completo desastre…
En casa yo tenía un problema con la puerta de acceso a la zona de estar pues la puerta al estar abierta, constituía un obstáculo tremendo entre la zona de comedor y la zona de estar, me dividía completamente el espacio, quizás podíais pensar que con mantener al puerta cerrada el problema quedaría resuelto, pero en ciertas circunstancias era un verdadero incordio la presencia de la puerta pues entorpecía el uso confortable de los espacios, algo tenía que hacer, tenía que idear la manera  de resolver este “problema” para finalmente disfrutar de estos espacios sin interrupción visual o física, pero  la vez mantener la puerta, pues es necesaria para la correcta climatización de dichos espacios y no incurrir en gastos extra de energía.
Teniendo estas premisas, pensé en poner la puerta corredera, pero carezco del espacio necesario para hacerlo, pensé en una puerta plegable, para reducir su tamaño lo más posible en modo “abierto”, pero me restaba espacio de paso cuando se plegaba y en general estas soluciones terminan dándote más problemas de los que solucionan en un principio, pues no son puertas sencillas de abrir o cerrar ni ofrecen la estanqueidad necesaria en casos de mucho calor o mucho frío para mantener la temperatura de los espacios sin un desperdicio de energía ostensible. Acristalarla era una posibilidad, pues le daría permeabilidad a la puerta en modo abierto y cerrado, cosa que visualmente ayudaría a entender la continuidad del espacio, además de ello decidí partirla por la mitad y abisagrarla para tener una versión super simplificada de puerta plegable que en modo abierto sea un obstáculo visual con el menor impacto dentro del espacio que intruye.

Pensando en ello me puse a trabajar…
dibujos preliminares
La puerta definitivamente debe ser acristalada  y plegable para asegurar la fluidez espacial y que no constituya un obstáculo entre espacios.
puerta acristalada y plegable
El acristalamiento debe ser doble pues da a un espacio del piso que carece de calefacción por lo que en invierno es muy frio y en verano muy caliente, como es muy importante el factor de eficiencia energética, la puerta debe ofrecer el aislamiento máximo posible.

proceso
Cabe destacar que la puerta al ser hecha para un vano de una casa antigua, debió ser encajada al milímetro pues no todo lo que se ve recto suele serlo, ha sido un trabajo minucioso, pero al ir viendo los resultados tanto en el espacio como utilitariamente, he de decir que el esfuerzo ha valido muchísimo la pena.
 
Os dejo unas fotos donde se puede ver la puerta antigua y la puerta nueva, abierta y plegada para que experimentéis el efecto de la nueva pieza, yo creo que ha sido todo un éxito, estoy muy satisfecho con el resultado. ¿A vosotros que os parece?



Espero que os haya gustado esta nueva pieza tanto como a mi, si ha sido así, no dudéis en compartir el contenido de este post en vuestros círculos de manera de poder llegar a mucha más gente, que conozca mi trabajo, porque quien sabe y entre vuestros amigos, haya una persona que necesite urgentemente de mis habilidades con este material que cada vez  aprendo a trabajar mejor y hacer casi cualquier cosa...


El Cartonista: Roberth Rojas Zambrano
rrojas0909@hotmail.com
rrojas0909@gmail.com
+34619433710
Sigueme por facebook: El Cartonista en https://www.facebook.com/mobiliarioecologico